Preguntas Frecuentes

Encuentra respuestas a las preguntas más comunes sobre energía solar, planes de pago y nuestra tecnología innovadora. Simplificamos la información para ti.

La energía fotovoltaica emerge como una alternativa sólida a las grandes compañías eléctricas. La instalación de paneles solares ofrece claros beneficios, incluyendo un ahorro de hasta el 70% en la factura eléctrica, impulsando a muchas familias hacia el autoconsumo solar en nuestro país. Además, brinda independencia energética, aumenta el valor de la propiedad, contribuye a combatir el cambio climático y ofrece acceso a diversas ayudas y subvenciones.

Los paneles solares convierten la luz solar en electricidad a través del proceso fotovoltaico. Las células solares absorben la luz solar para generar electricidad, luego un inversor convierte esta corriente en forma utilizable en el hogar.

El cuidado de los paneles solares es simple y mínimo, generalmente podemos encargarnos nosotros mismos. Están hechos para soportar las condiciones climáticas y usualmente solo necesitan limpieza ocasional y comprobaciones para asegurar su buen funcionamiento y evitar daños.

Los paneles solares normalmente requieren poco mantenimiento gracias a su cubierta de vidrio, que tiende a mantenerse limpia por sí sola. En ocasiones, si se acumula suciedad como hojas o restos, basta con un lavado suave con agua de una manguera o utilizando una esponja o cepillo suave. Observar regularmente es clave para identificar acumulaciones que puedan afectar su eficiencia. En general, la capa protectora de los paneles permite que la lluvia y el sol los mantengan limpios, minimizando la necesidad de limpieza frecuente.

Estas son las diferentes subvenciones y bonificaciones de las que te puedes beneficiar: Bonificación del Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO). Bonificación del Impuesto por Bienes Inmuebles (IBI). Deducciones del impuesto de la renta (IRPF). Subvenciones autonómicas o locales. Ayudas para el autoconsumo: Fondos Next Generation.

Ambas opciones son válidas y la decisión dependerá de tu situación personal: Con la compra, el cliente es propietario de la instalación, lo que requiere una mayor inversión inicial. A cambio, el control y la rentabilidad del sistema son mayores. Con la suscripción solar, no es necesaria inversión inicial, se paga una única cuota mensual que incluye también todo el mantenimiento y reparaciones de la instalación. El objetivo de este modelo es facilitar el acceso a las ventajas de la energía a un mayor número de hogares.

Las ventajas más importantes del renting solar son: Disfruta de energía solar en tu hogar sin realizar inversión inicial. Ahorras en tu factura de la luz al generar tu propia energía solar. Contribuye a un planeta más verde y ecológico gracias a la energía renovable. Mantenimiento y reparaciones incluidas durante todo los 20 años que dura la suscripción solar.

La desgravación en IRPF por eficiencia energética pueden ser del 20 %, 40 % o 60 %. Esto significa que puedes deducirte parte de los gastos asociados a tu instalaciones de placas solares, siempre y cuando pruebes haber conseguido los objetivos de eficiencia estipulados.

Todo incluido. No tendrás ningún coste extra por mantenimiento o reparación del sistema.

En primavera se produce un aumento de las horas de sol que tenemos cada día, por lo que nuestros paneles solares podrán aprovecharlo mucho mejor. Además, llevar a cabo la instalación en primavera nos asegura tenerla a pleno rendimiento en verano y otoño.

No te preocupes demasiado por ello, ya que nosotros no encargamos de recomendar qué tipo de instalación necesitas. Sin embargo, si deseas una estimación, piensa en estas 3 cosas: tu consumo de electricidad, el dinero dispuesto a invertir y el tamaño del tejado (o área de instalación). Además, debes considerar si deseas que la energía solar satisfaga todas tus necesidades de energía eléctrica o únicamente una parte de ellas.

Ofrecemos garantía de 24 meses, desde el momento de la entrega del sistema solar fotovoltaico; además de las garantías de producción y rendimiento que ofrece cada fabricante. Y si necesitas los certificados oficiales en algún momento, solo tienes que pedírnoslo.

Es crucial tener en cuenta no sólo la estabilidad meteorológica (sin necesidad de lluvia), sino también la época del año. Factores como la reducción de las horas de luz en otoño e invierno pueden influir en la producción de tu sistema y, si tienes batería, en el almacenamiento de energía. Incluso cuando el sistema funciona de forma óptima, siempre generará energía en función de las condiciones de ese día.

Que un sistema pierda la conexión a internet/wifi de vez en cuando es totalmente normal, además, no debes preocuparte, ya que los propios inversores están configurados para reconectarse automáticamente (aunque tarden unos minutos). Igualmente, si no lo consiguen, siempre se puede reestablecer la conexión manualmente de manera sencilla (para lo que también les propocionaríamos un manual). Además, tu sistema puede seguir funcionando y generando energía perfectamente sin conexión a internet.

¡Claro! Solo debes contactar con tu compañía de seguros e indicar que dispones de una instalación fotovoltaica. Cada compañía puede pedir unos documentos u otros, pero nosotros haremos todo lo que esté en nuestra mano para ayudarte a obtenerlos.

La “inyección 0” consiste en limitar la generación de excedentes. Es decir, si activas esta opción, tu sistema pasa a generar únicamente la energía que necesitas para cubrir tus consumos (y si también tienes batería, también para cargarla). Nosotros estamos a favor de cuanta más energía renovable, mejor para nuestro planeta, por lo que no aconsejamos activamente que se active. Sin embargo, si tu comercializadora te problemas para activar tu compensación de excedentes, siempre estás en el poder de limitar la energía sobrante que generan tus paneles.

Lo mejor es colocar el inversor en un lugar de la propiedad donde la señal wifi sea fuerte y estable (de no serlo, ¡no te preocupes, se puede solventar!).

La producción de tu sistema puede oscilar dependiendo de la época del año, ¡pero seguirá funcionando perfectamente! ¿A qué se debe?, te preguntarás. Sencillo, en los mese de otoño e invierno la producción puede disminuir, debido a que los días van siendo más cortos y la posición del sol va bajando. Sin embargo, a medida que nos vayamos adentrando en los meses de primavera y verano, verás que la producción va en aumento, a medida que los días se alargan y la posición del sol es más alta. Ten en cuenta que otros factores como el clima y las sombras también influyen.

La potencia pico son los kW que obtenemos cuando múltiplicamos el voltaje individual de tus paneles solares multiplicado por la cantidad que tengas instalada. Es decir, si tienes un sistema con 9 paneles de 450 W, la potencia pico de tu instalación fotovoltaica será de 4.050 W (4,05 kW). Según tus necesidades energéticas y la capacidad de tu tejado, instalaremos el número más adecuado de paneles; y, según la potencia pico total, corresponderá instalar un inversor de mayor o menor capacidad.

Es importante tener en cuenta que es difícil que un inversor consiga generar al 100% de su capacidad, debido a diversos factores como pueden ser las sombras o la orientación del tejado, entre otros. Podría darse en caso de tener LA instalación ideal, la cual debería tener una orientación perfecta del tejado, sin sombras en ningún momento del día; en un día con condiciones perfectas (no demasiado caluroso y sin nubes) y en verano.

La bonificación del IBI siempre empieza a aplicar en el ejercicio fiscal del año siguiente a haber instalado tus paneles; por ejemplo, si instalamos tu sistema en 2023, la reducción comenzará a aplicar a partir del recibo del IBI de 2024. La bonificación, así omo su duración, serán mayores o menores en función del muncipio.

Scroll al inicio