SolarMente

Claves para ser carbono neutral en la Comunidad de Madrid

La huella de carbono en la Comunidad de Madrid representa el impacto que tiene sobre el clima el desarrollo de una actividad. Su cálculo es el primer paso para poder trazar un plan de reducción medible cuantitativamente.

Así, se entiende como huella de carbono la cantidad de emisiones de gases de efecto invernadero emitidas de forma directa o indirecta, como consecuencia del desarrollo de una actividad, medida en toneladas de CO2 equivalente.

Compensación de emisiones en la Comunidad de Madrid

La compensación de emisiones de CO2 consiste en la aportación voluntaria de una cantidad económica, proporcional a las toneladas de CO2 generadas, a un proyecto que persigue específicamente:

Además, los proyectos de compensación deben reducir o absorber CO2 y también contribuir a la mejora de las condiciones de vida de las comunidades donde se desarrollan, generando puestos de trabajo y mejora de servicios tanto si el proyecto se localiza en países en vías de desarrollo como si lo hace en proyectos en España.

En este último caso, podría ser desarrollado por ejemplo, en la Comunidad de Madrid una Comunidad Autónoma que cuenta con una tasa de paro del 12.0%, e impulsaría nuevos puestos de trabajo para la CCAA.

¿Una persona individual de la Comunidad de Madrid puede compensar sus emisiones?

El Mercado Voluntario de Carbono (MVC) está dirigido organizaciones públicas y privadas, a empresas y a ciudadanos -como los 6.578.079 que habitan en la Comunidad de Madrid- que asumen su responsabilidad frente al cambio climático y voluntariamente asumen su compromiso de "neutralizar" sus emisiones de CO2 compensando en proyectos limpios en países en desarrollo.

la Comunidad de Madrid es una Comunidad con 330.241ha de superficie terrestre protegida, que en reconocimiento a sus valores naturales sobresalientes están específicamente dedicadas a la conservación de la naturaleza. Así, la compensación de emisiones es el reflejo de un sólido compromiso medioambiental. Consiste en la aportación voluntaria de una cantidad económica, proporcional a las toneladas de CO2 generadas, que se invierte en proyectos de reforestación, ahorro y eficiencia energética.

¡Con esta acción tendrás un triple impacto! Ayudarás a combatir el cambio climático, erradicar la pobreza y apoyar el desarrollo local.

Te llamamos.
Te llamamos.